El Palacio Barolo

Palacio Barolo

El Palacio Barolo ubicado en Avenida de Mayo 1.370, barrio de Monserrat, es un edificio emblemático de la ciudad de Buenos Aires, declarado Monumento Histórico Nacional en 1997.

En su arquitectura, este monumento y atractivo turístico, hace referencia y homenaje a la Divina Comedia de Dante Alighieri. Tiene un estilo arquitectónico único con una mezcla de neorromántico, neogótico, y hasta la cúpula con su único estilo indio de la región de Bhubaneshwar que representa la unión tántrica entre Dante y Beatriche, los protagonistas de la Divina Comedia.

Sobre el Palacio Barolo

Luis Barolo, progresista y poderoso productor agropecuario, llego a la Argentina en 1890. Fué el primero que trajo máquinas para hilar el algodón y se dedicó a la importación de tejidos. Instaló las primeras hilanderías de lana peinada del país e inició los primeros cultivos de algodón en el Chaco.

En el centenario de la revolución de Mayo, conoció al Arq. Mario Palanti a quien contrató para realizar el proyecto de un edificio que tenía en mente. Este se convertiría en una propiedad exclusivamente para rentas. Luis Barolo pensaba, como todos los europeos instalados en Argentina, que Europa sufriría numerosas guerras que destruirían todo el continente.

edificio pasaje Barolo

Desesperado por conservar las cenizas del famoso Dante Alighieri, quiso construir un edificio inspirado en la obra del poeta, “la divina Comedia”.
El terreno elegido para levantar el palacio tenía una superficie de 1365 m2 y un frente de 30,88 metros.

Con un total de 24 plantas (22 pisos y 2 subsuelos), 100 metros de altura se hicieron posibles gracias a una concesión especial otorgada por el intendente Luis Cantilo en 1921, ya que superaba en casi cuatro veces la máxima permitida por la avenida.

Durante un tiempo, entre el 7 de julio de 1923, fecha de su inauguración y 1935, el Palacio Barolo fue el edificio más alto de la ciudad de Buenos Aires, habiendo sido desplazado del primer puesto cuando se construyó el Kavanagh.

edificio Barolo

En 1997 este edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional. Actualmente en el edificio funcionan varias agencias de turismo, una escuela de español para extranjeros, una tienda que vende ropa para tango, oficinas de contadores, abogados y una sala de teatro en el sótano.

Desde su faro en el piso 22 se puede tener espectaculares vistas sobre toda Buenos Aires.

Translate »